Cómo las Empresas pueden Comprar Imágenes de Satélite

Variado

Los constantes avances tecnológicos en materia de satélites, como los microsatélites, no solo están allanando el camino a una producción en masa de ellos, también atrae la curiosidad de muchos respecto a qué uso se les puede dar o qué información son capaces de obtener. A día de hoy, las imágenes de satélite se usan en sectores tan diferentes entre sí como silvicultura (prevenir las enfermedades de los árboles forestales), seguros y finanzas (evaluar la veracidad de las reclamaciones al seguro) o minería (evaluar la idoneidad de un lugar a la hora de crear una mina). Existen mucho más usos y sectores que los mencionados aquí.

Imagen de un satélite con cohete
Imagen de un satélite con cohete

Para lograr esto, dado que los grandes volúmenes de datos obtenidos por las satélites plantean ciertos desafíos en su utilización y manejo, se usan algoritmos alimentados por inteligencia artificial (IA) o aprendizaje automático (ML), así como otras formas de tecnología, como el Internet de las Cosas (IoT) para tener datos relevantes listos para su uso. Siguiendo esa tendencia, EOS Data Analytics tiene intención de lanzar su propia constelación de satélites, EOS SAT, antes de que acabe 2025, la que sería la primera constelación enfocada totalmente a la agricultura y que permitirá a la empresa controlar la totalidad de la producción de datos en sus soluciones, como LandViewer.

Evaluación del proyecto

Si bien es cierto que el uso de imágenes de satélite es de gran utilidad en multitud de problemas y/o sectores empresariales, es necesario evaluar la utilidad en cada caso. Por ejemplo, monitorizar sucesos relacionados con personas individuales no es adecuado debido a que la resolución de la mayoría de los satélites no permite reconocer individuos sobre el terreno; sin embargo, eventos más grandes, como un incendio en un edificio o el uso de artillería en una zona sí que son casos donde las imágenes de satélite son útiles.

En general, la evaluación de la idoneidad de usar imágenes de satélite en una tarea o proyecto viene determinada por características como el espacio a monitorizar (¿es un área u objeto de más de 2-3 metros cuadrados?), su ubicación (¿se conoce el sitio exacto o, al menos, se puede estimar?) y la fecha (¿se conoce la fecha exacta? ¿Sucedió después del lanzamiento del primer satélite comercial de alta resolución?).

Identificación del área de interés

Un área de interés puede ser un único punto, una serie de ellos o un polígono en función del objetivo a monitorizar. La definición del área de interés viene marcada por delimitar el área en el que se ha producido/produce/va a producirse el evento que queremos investigar, para ello se puede hacer uso de referencias como calles, ríos o puentes o bien usar coordenadas geográficas.

Considerando que el precio de las imágenes de satélite suele depender de la resolución y del número de kilómetros cuadrados que abarcan y que el análisis de las imágenes tardará más tiempo cuanta más información haya presente en ellas, es buena idea intentar definir el área de interés lo más ajustada posible sin dejar espacio extra como barrera.

Búsqueda e identificación de imágenes

Estados brasileños con imagen satelital
Estados brasileños con imagen satelital

Una vez seleccionada el área de interés, es necesario obtener imágenes de dicha área. A la hora de adquirir dichas imágenes, hay que tener en cuenta que algunos satélites toman imágenes pancromáticas y otros pancromáticos y multiespectrales. La diferencia radica en que las imágenes multiespectrales son a color, pero tienen menor resolución que las pancromáticas, que son en blanco y negro. En función del proyecto, hay que evaluar si es más importante que haya color o mayor resolución. No obstante, existe la opción del refinado pancromático, en el cual una imagen multiespectral se combina con una imagen pancromática en blanco y negro, dando como resultado una imagen multiespectral (a color) con la misma resolución que la imagen pancromática utilizada.

Sabiendo las diferencias entre imágenes, es importante remarcar que, para poder analizar un suceso, es necesario comprar al menos 2 imágenes, una antes de que el suceso tuviese lugar y otra después. Naturalmente, es posible usar más imágenes de satélite, especialmente cuando se trata de mostrar cambios durante largos periodos de tiempo.

Uso comercial

Los gobiernos han usado las imágenes de satélite durante años, mayoritariamente con fines militares, aunque también para conocer la meteorología en zonas concretas. Actualmente, la tendencia ha cambiado y múltiples sectores utilizan las imágenes de satélite en distintos momentos del flujo de trabajo.

En función de su resolución, el área que abarcan o la antigüedad de las imágenes se les pueden dar unos usos u otros. Entre los usos más comunes encontramos el recopilar información sobre las tierras de cultivo, localizar depósitos minerales, determinar el tamaño y ubicación de masas de agua dulce, monitorizar proyectos de construcción a lo largo del tiempo, medir el riesgo y/o el alcance de una catástrofe natural o ayudar en la planificación sobre el terreno de infraestructura civil, por mencionar algunos.

Sobre el Autor:

Hey hola! Yo soy Alex Walton y tengo el placer de compartir conocimientos hacía ti sobre el tema de Programación en Java, desde cero, Online y Gratis.

Deja una Respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.